Una Fuente de Belleza Natural

por | enero 11, 2019

La Papaya es una fruta tropical originaria de Centroamérica, cuenta con muchas propiedades beneficiosas para la salud; su forma es ovoide, la piel es de color amarillo-verdoso y en su interior abundan semillas negras; posee una pulpa rojiza muy jugosa similar a la del melón y su sabor es dulce y suave.

Es rica en papaína, esta enzima ofrece muchas propiedades interesantes para la salud, esta fruta tan tiene 39 calorías por cada 100 gramos, además, al ser rica en potasio y tener un bajo contenido en sodio evita la retención de líquidos, por lo que resulta una gran aliada para adelgazar.

Entre sus componentes destacan las enzimas del tipo proteasas e hidrolasas como la papaína, la carpaína y las vitaminas A y C, todas ellas de gran valor cosmético, gracias a que provocan la ruptura de múltiples enlaces en las proteínas, disolviendo y eliminando las células muertas de la superficie de la piel.

Aliada de Nuestra Piel

Rica en muchos componentes saludables, la papaya es una gran aliada para nuestra piel y organismo; su aporte en papaína y vitamina A ayuda a eliminar las células muertas de la piel, además de descomponer aquellas proteínas inactivas, como es baja en sodio, favorece la hidratación.

Tiene mayor contenido de carotenoides que otras frutas como la manzana o la chirimoya, importantes para mantener el bronceado e incluso activarlo una vez salen los primeros rayos del sol.

Aplicada directamente en el rostro, combate afecciones como espinillas o acné, aportando un mayor brillo y luminosidad a la piel, también es excelente para los talones agrietados; sirve como exfoliante natural, así como crema anti edad para el rostro.

La papaya contiene minerales como el calcio, el magnesio, el potasio y el fosforo, que ayudan a restaurar el equilibrio ácido-base del organismo; mejora el estreñimiento, ya que posee 2 gramos de fibra por cada 100 gramos de fruta.

Ayuda con la digestión de las proteínas de la dieta, gracias a la enzima papaína que contiene la papaya; tiene una función antioxidante, por su contenido en vitamina A y licopeno, que es un carotenoide que contribuye a la coloración de la papaya y que tiene un efecto antioxidante.

Aumenta las defensas naturales, aporta vitamina C en cantidades tan elevadas que solo 100 gramos de este alimento, cubre totalmente la cantidad diaria recomendada para un adulto promedio. ¡Sorprendentemente aporta más vitamina C que la naranja!.