Medicamentos para la bronquitis

por | septiembre 18, 2019

La bronquitis se divide en dos: bronquitis aguda y bronquitis crónica.

El tratamiento para la bronquitis aguda suele ser reposo y en algunos casos se pueden recetar algún tipo de medicamento.

Mientras que el tratamiento para la bronquitis crónica suele ser un poco más exigente, recomendándose normalmente diferentes medicamentos, según el médico lo considere oportuno.

De modo que es éste quien indicará qué medicamentos se deben tomar y en qué dosis hacerlo.

Dos de los síntomas más comunes de la bronquitis son la tos como así también la expectoración.

Además, existen muchos otros síntomas comunes, y el tratamiento normalmente suele ser sintomático.

Medicamentos para la bronquitis crónica

A continuación, te contaremos cuales son los medicamentos que normalmente se suelen recomendar para la bronquitis crónica:

  • Inhaladores broncodilatadores:tales como la terbutalina y el salbutamol, que tienen como objetivo dilatar los bronquios ayudando a que el aire circule mejor, hacia los pulmones, por las vías respiratorias. Sin embargo, estos medicamentos deben ser utilizados bajo estricto control médico, ya que su mal uso puede provocar temblores en el cuerpo, taquicardias y dolores de cabeza. Por lo cual no deben ser utilizados sin la prescripción del médico. Y siempre se deben respetar las dosis y la forma de uso recomendada por este.
  • Corticoides por vía inhalada:estos medicamentos tienen como objetivo bajar la inflamación de los bronquios y se administran con inhaladores. En este caso es el médico también quien debe dar las indicaciones sobre su uso y dosis, porque un mal uso de estos medicamentos puede provocar diversos problemas de salud. Normalmente después de la aplicación de este medicamento el paciente debe enjuagar bien con agua su boca, para evitar un problema de salud denominado “afonía” que puede aparecer por el mal uso de corticoides por vía inhalada. Comúnmente este medicamento se receta de manera inhalada como comentamos antes, aunque cabe destacar que también puede recetarse por medio de inyecciones, aunque esto es menos común, y suele ser utilizada esta última forma de administración cuando el paciente pueda estar sufriendo un ataque fuerte de dificultad para respirar, ya que mediante la inyección el efecto es más rápido. Además, también se puede administrar con pastillas, pero eso es poco frecuente, debido a que puede haber algunos efectos adversos con este tipo de administración, por lo cual solo se recomienda cuando la inflamación de los bronquios es muy grande y hay una dificultad grave para respirar. Los corticoides también pueden ser combinados con otros medicamentos de manera que se facilite su consumo y se obtengan mejores resultados. Pero esto siempre debe quedar a juicio del médico tratante.
  • Antibióticos: la función de éstos es combatir los virus impidiendo que los mismo evolucionen y perjudiquen y compliquen más el cuadro. Su objetivo es erradicar los organismos patógenos del organismo. Los antibióticos son sustancias producidas por otros microorganismos, y son uno de los medicamentos más utilizados para tratar la bronquitis.
  • Otros medicamentos y fármacos: a veces se pueden presentar complicaciones del cuadro clínico, y en esos casos se pueden recetar algunos otros medicamentos y fármacos, como el “oseltamivir”, que se receta para combatir una infección, especialmente de virus de tipo “A” y “B”.

Esperamos este artículo te haya sido de ayuda, pero por favor recuerda que es solo informativo, por lo cual, si tienes dudas sobre tu salud, siempre consulta con un profesional o médico de confianza.