Como puedes cambiar la bomba de agua

por | enero 27, 2021

La bomba de agua es un componente básico en el sistema de refrigeración de tu vehículo, y por esto debe estar en buen estado. En todo caso, los mejores repuestos para tu coche los encuentras en despiecesde, este será un desguace audi que puedes considerar si lo que quieres es conseguir repuestos de alta calidad a los precios más bajos.

Pero, puede que quieras hacer el cambio de la bomba de agua por tu cuenta para ahorrar dinero y no llevar el coche a un taller. En este post vamos a hablar del proceso para hacer el cambio de la bomba de agua, así que te recomiendo seguir leyendo.

Consejos para cambiar la bomba de agua

Llevar el coche a un taller mecánico es la solución por la que optan muchos conductores porque es la más fácil. Pero, el coste puede llegar a ser prohibitivo, en especial porque este puede ascender hasta los 1000 euros dependiendo del modelo de tu coche.

Por otra parte, al hacer la reparación por tu cuenta podrás ahorrarte el coste de la mano de obra. Puedes comprar una bomba de agua por menos de 150 euros en un desguace, e instalarla siguiendo estos pasos:

Baja la bomba rota

Antes de comenzar con el proceso, el coche debe estar completamente frío, porque así evitarás cualquier tipo de quemadura con líquido refrigerante. Lo más aconsejable es dejar el coche apagado desde la noche anterior para asegurarse de que todos los elementos estarán fríos.

Se aconseja que el coche esté elevado, y el primer paso será comenzar por el drenaje del líquido refrigerante. Una vez que se termine con el drenaje, debes proceder a quitar las mangueras de la bomba de agua y quitar los tornillos de fijación, con la finalidad de que puedas retirar la bomba del motor.

Instala la bomba de repuesto

Es el momento de instalar la bomba de repuesto en el motor, y para ello debes asegurarte de que la zona esté completamente limpia. Colócala en su lugar con los tornillos de fijación, y procede a conectar las mangueras como estaban en un principio.

Es el momento de rellenar el sistema con líquido refrigerante, y asegurarse de que no exista ningún tipo de fuga. Hecho esto, debes encender el motor del coche para purgar el sistema, llenar el faltante de líquido refrigerante y dejar el coche en reposo durante 4 horas antes de que lo vuelvas a usar.