Las sociedades ya constituidas como un recurso beneficioso para nuestra futura empresa

por | junio 19, 2021

Cuando iniciamos nuestro negocio o emprendimiento, tenemos que tener en cuenta que existen una serie de requisitos legales necesarios para que nuestra marca o empresa pueda considerarse como apta para ejercer funciones comerciales o empresariales.

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es la tramitación de una sociedad, la cual podemos definir como una entidad que se establece a partir de un contrato, donde un conjunto de partes se ponen de acuerdo en invertir un capital el cual les proporcionará una ganancia que deberán repartirse

Sin embargo, los caminos legales que se deben tomar para llegar a estas pueden ser bastante tediosas teniendo que realizar un conjunto de trámites y procesos legales que pueden retrasar enormemente nuestros planes inmediatos para generar una inversión.

Una solución a un proceso muy lento

Debido a esta problemática surgen las sociedades ya constituidas, las cuales ya son compañías ya cuyo registro y trámites legales ya ha sido hecho con anterioridad de tal forma que el cliente sólo deba preocuparse por emitir el pago para su adquisición.

Con el servicio de ventas de sociedades ya constituidas no tienes que preocuparte por realizar por ti mismo estos largos y tediosos procesos, solo tienes que hablar con los profesionales especializados en el área y se encargarán de resolver.

El proceso de venta es rápido y cómodo, contando con la sociedad en unas cuantas horas de haberse concretado, con el derecho a realizar cambios del órgano de administración, cambios de denominación social, modificación del objeto social, cambio del domicilio social, entre otros.

Además, al acceder este tipo de sociedades tiene gran cantidad de beneficiosos como el uso inmediato de las cuentas bancarias asociadas a estos donde, por el procedimiento general, al constituir una sociedad, bastantear y validar la cuenta bancaria de esta tardará por norma al menos unos 3 días.

Las sociedades disponibles para este servicio se encuentran inscritas previamente y ponen a disposición de los clientes el CIF definitivo. Es de resaltar que estas no se encuentran dadas de alta de ninguna actividad de hacienda, son sociedades hechas para venderse, por lo que no hay obligación por pagar cuotas de autónomos.

Las sociedades constituidas se posicionan como una de las mejores opciones si queremos omitir los tediosos y largos procesos que nos pueden generar importantes pérdidas de oportunidades de ingreso es más factible optar por la compra de una sociedad ya tramitada.