Aprende a revisar tus amortiguadores

por | octubre 25, 2021

En un vehículo todos los elementos son importantes para tener un buen nivel de seguridad y los amortiguadores no son la excepción. Puede que necesites un motor segunda mano audi a2, y para conseguirlo al mejor precio te recomiendo que visites Motores DYG, porque allí encontrarás siempre la mayor versatilidad.

Pero, para mantener un buen nivel de seguridad y que el rendimiento del motor sea óptimo, los amortiguadores deben estar en buen estado. Así que, te invito a que sigas leyendo para que puedas saber cómo revisar los amortiguadores y puedas evitar inconvenientes con los mismos.

¿Cómo se revisan los amortiguadores?

Es fundamental que los amortiguadores se revisen de forma periódica, en especial si estás pensando en salir de viaje. Para su revisión fíjate en los siguientes aspectos:

Fugas de aceite

Las fugas de aceite se deben detectar a tiempo, para ello se debe hacer una inspección visual de los amortiguadores periódicamente. Asegúrate de que no vayas a tener fugas en los amortiguadores porque esto podría terminar en un falo grave de la estabilidad del coche.

Por otra parte, también debes realizar una inspección buscando óxido en los amortiguadores que también puede causar serios problemas. En cualquiera de las dos situaciones, tendrás que llevar tu coche de forma inmediata a un taller mecánico para que sea reparado.

Prueba del rebote

La prueba del rebote es una de las principales que tienes que tener en cuenta cuando vas a revisar los amortiguadores de un coche. Esta prueba rápida consiste en ejercer presión sobre la carrocería hasta que los amortiguadores desciendan, y en ese momento debes soltar la presión.

Asegúrate de observar el movimiento que hace el coche hasta volver a su posición, el cual debe ser uniforme y no dar rebotes. Si el coche comienza a dar rebotes tendrás que hacer el cambio inmediato de los amortiguadores y así evitar accidentes.

Estabilidad del coche

Tu vehículo debe ser estable, pero esta estabilidad podría verse afectada si uno de los amortiguadores llega a fallar. En todos los casos, tendrás que asegurarte de aparcar el coche en un lugar completamente plano y observarlo a la distancia.

Fíjate bien en la línea que se forma entre el pavimento y las defensas que debe ser completamente paralela. En caso de que el coche se incline hacia algún lado, el amortiguador estará en mal estado, por lo que es fundamental que hagas el cambio de los mismos de inmediato.